bolnuevo2012 (28).jpg

I Domingo de Adviento (B) (3 diciembre 2017)

adviento 1 

Significado del Adviento


La palabra latina "adventus" significa “venida”. En el lenguaje cristiano se refiere a la venida de Jesucristo. La liturgia de la Iglesia da el nombre de Adviento a las cuatro semanas que preceden a la Navidad, como una oportunidad para prepararnos en la esperanza y en el arrepentimiento para la llegada del Señor.

El color litúrgico de este tiempo es el morado que significa penitencia.

El tiempo de Adviento es un período privilegiado para los cristianos ya que nos invita a recordar el pasado, nos impulsa a vivir el presente y a preparar el futuro.

- Recordar el pasado:Celebrar y contemplar el nacimiento de Jesús en Belén. El Señor ya vino y nació en Belén. Esta fue su primera venida.

- Vivir el presente:Se trata de vivir en el presente de nuestra vida diaria la "presencia de Jesucristo" en nosotros y en el mundo. Vivir siempre vigilantes, caminando por los caminos del Señor.

- Preparar el futuro:Se trata de prepararnos para la Parusía o segunda venida de Jesucristo en la "majestad de su gloria". Entonces vendrá como Señor y como Juez de todas las naciones, y premiará con el Cielo a los que han creído en Él y castigará con el Infierno a los que le hayan rechazado debido a sus malas obras.


Los grandes testigos del Adviento

Son tres: El profeta Isaías, Juan el Bautista y la Virgen María.

Isaías anuncia cómo será el Mesías que vendrá (Is 7:14). Sacude la conciencia del pueblo para crear en él actitud de espera. Exige pureza de corazón.

Juan el Bautista señala quién es el Mesías, que ya ha venido. Él mismo es modelo de austeridad y de ardiente espera.

María es la figura clave del adviento. En ella culmina la espera de Israel. Es la más fiel acogedora de la Palabra hecha carne. La recibe en su seno y en su corazón.

Lo que hemos de hacer durante el Adviento

1. Actitud de espera: El mundo necesita de Dios. La humanidad está desencantada y desamparada. Cristo viene a saciar el deseo de felicidad del hombre.

2. La conversión: Que significa el firme propósito de alejamiento del pecado y acercamiento a Cristo que viene. El mejor modo de hacer efectiva la conversión es mediante la confesión sacramental de los pecados. Con ella nos separamos del mal y hacemos el firme propósito de seguir el camino que Cristo nos ha anunciado.

3. Orar: Para introducirnos en ese maravilloso mundo que Cristo nos ofrece.

4.- El sacrificio o penitencia: Que junto con la conversión, son la mejor manifestación de nuestro amor.

4. Gozo y alegría: La venida del Mesías constituye el anuncio del gran gozo para el pueblo, de una alegría que conmueve hasta los mismos cielos cuando el pecador se arrepiente. El adviento nos enseña a conocer que Cristo.

Imprimir Email