bolnuevo2012_(14).jpg

Del yoga a la apostasía

yoga

Se piensa a menudo en el yoga como algo inocuo, unos simples estiramientos y algo de relajación. Sin embargo esto está muy alejado de la realidad, el yoga no es un deporte es una disciplina espiritual de hinduismo con una construcción doctrinal que, de otra parte, es completamente opuesta y ajena al cristianismo

Escribo estas anotaciones sólo a modo de documentación para advertencia de tantas personas que de buena fe van a una de esas sesiones. El que aquí escribe ha visto en primera persona como una persona querida, completamente ajena al budismo, hinduismo o esoterismo, fue a una de esas sesiones “sin malicia” en un gimnasio de un humilde pueblo. Esta persona que desde que la conozco jamás la he visto leyendo un libro, a la semana de estar allí le recomendaron un libro sobre “luz para el alma”, pero no piensen bien ni esa luz ni ese alma es nada de cristianismo, son todos conceptos panteístas y esotéricos, como voy a documentar.

budaPues bien esta persona ha terminado poniendo imágenes de buda en su casa, poniéndole ofrendas arrodillada delante de él y obsesionada con toda la “espiritualidad” del yoga al punto que ahora cuando habla del cristianismo habla de “tu Dios”, o “tu religión”.

1pEsto son dos hojas de los apuntes que aprenden en las clases avanzadas y podemos leer como se habla de: tarot, chakras, meditaciones astrales en sintonía con la luna, eneagramas (vinculados siempre a lo diabólico), meditación, respiración del alma (¿?!!!). Como se ve esto no es un deporte sino un peligrosísimo medio de introducción no ya al hinduismo, sino a todo tipo de prácticas esotéricas, de pseudociencia y pseudo-espirituales.

2pEl profesorado está ligado siempre a todo tipo de prácticas extrañas y negocios difusores de este tipo. No cabe duda con estos documentos que las inocentes sesiones de yoga no son más que la puerta “amable” de entrada de captación de personas desprevenidas a una auténtica secta espiritual que lleva a la apostasía completa del cristianismo.

Resulta sorprendente el engaño que hay con este tema y como incluso personas formadas piensan que el yoga es algo inocente, una simple disciplina deportiva y de relajación.

Un amigo

Imprimir Email