cuatrosantos

XVI Domingo del T.O (A) (23 julio 2017)

buenasemilla-cizana

Parábola de la buena semilla y la cizaña
(Mt 13: 24-43)

Con gran sencillez y profundidad, como era habitual en el Señor, Jesús nos expone este domingo una serie de verdades que el mundo de hoy día tiende a desconocer, olvidar o rechazar.

  • El mundo fue creado por Dios. Todo lo que Dios creó era bueno (Gen 1:25). Dios no ha creado el mal; fue el maligno quien lo sembró en el mundo y en el corazón del hombre.
  • El maligno vino, cuando el hombre estaba descuidado, y sembró la cizaña.
  • En esta vida, la buena semilla (plantada por Dios) y la cizaña cohabitan. No se puede acabar con la cizaña; por lo que hay que aprender a no ser afectado por la misma. La cizaña puede ahogarnos y acabar con nosotros; pero el hombre, ayudado por Dios, puede protegerse, crecer y dar fruto. Es imposible para el hombre vivir en un ambiente totalmente puro y bueno; lo que tiene que hacer es no contaminarse con la cizaña. Por otro lado, la cizaña es útil para el hombre; pues le afirma en su fe, le ayuda a compartir la cruz de Cristo y en una palabra, le hace decidirse entre el bien y el mal.
  • Al final de los tiempos Dios mandará a sus ángeles para quemar la cizaña y recoger el fruto dado por la buena semilla. Llegará un tiempo, cuando Dios venga a juzgar al hombre, examinará su corazón; y les dará premio o castigo que serán eternos.
  • La cizaña arderá en el fuego eterno, mientras que la buena semilla brillará como el sol en el reino de su Padre. El Señor nos habla claramente de la existencia del cielo y del infierno. El hombre de hoy día tiende a olvidar estas enseñanzas o a no creer en ellas; pero el hecho de no creer en ellas no quiere decir que no existan.

Continuar leyendo

Imprimir Email

Fiesta de Santiago Apóstol (25 julio)

Santiago Apostol

Patrono de Pastrana

En España es fiesta de precepto.

Misa 24 de Julio: (5:30 pm) en Puntas de Calnegre y (7:30 pm) en Cañada de Gallego
Misa 25 de Julio (6:00 pm) en Ramonete y (7:30 pm) en Pastrana con procesión con el santo después de la Misa.

Santiago es uno de los doce Apóstoles de Jesús; hijo de Zebedeo. Él y su hermano Juan fueron llamados por Jesús mientras estaban arreglando sus redes de pescar en el lago Genesaret.

Recibieron de Cristo el nombre "Boanerges", significando hijos del trueno, por su impetuosidad.

En los evangelios se relata que Santiago tuvo que ver con el milagro de la hija de Jairo. Fue uno de los tres Apóstoles testigos de la Transfiguración y luego Jesús le invitó, también con Pedro y Juan, a compartir mas de cerca Su oración en el Monte de los Olivos.

Los Hechos de los Apóstoles relatan que éstos se dispersaron por todo el mundo para llevar la Buena Nueva.  Según una antigua tradición, Santiago el Mayor se fue a España. Primero a Galicia, donde estableció una comunidad cristiana, y luego a la cuidad romana de Cesar Augusto, hoy conocida como Zaragoza. La Leyenda Aurea de Jacobus de Voragine nos cuenta que las enseñanzas del Apóstol no fueron aceptadas y solo siete personas se convirtieron al Cristianismo. Estos eran conocidos como los "Siete Convertidos de Zaragoza".  Las cosas cambiaron cuando la Virgen Santísima se apareció al Apóstol en esa ciudad, aparición conocida como la Virgen del Pilar. Desde entonces la intercesión de la Virgen hizo que se abrieran extraordinariamente los corazones a la evangelización de España.

Continuar leyendo

Imprimir Email

Cuentos con moraleja: "Un test para descubrir la auténtica santidad"

convento

La historia que les traigo hoy es real. Le ocurrió a San Felipe Neri a finales del s. XVI.

Durante la vida de San Felipe Neri existió una monja en Italia que tenía fama de santidad. Se decía que continuamente tenía revelaciones y locuciones del cielo. Un día, el Papa mandó precisamente al padre Felipe al convento donde vivía la citada monja para que valorara su santidad.

Estaba San Felipe caminando por las calles de Roma, cuando de pronto sobrevino un gran aguacero. Aunque el santo se cubrió como pudo, pronto las calles se llenaron de barro. Él, empeñado en cumplir el encargo que le había dado el Papa prosiguió todo empapado y embarrado hasta el convento. Llegado al convento, preguntó enseguida por la monja y….

-Precisamente, dijo la hermana portera, ahí viene la santita con otras tres hermanas,-pues casi todas las monjas del convento estaban asombradas de las revelaciones que la santa decía tener.

La hermana caminaba muy seria y afligida, sin prestar atención a nadie y con la mente perdida en Dios.

Continuar leyendo

Imprimir Email

Normas de conducta cristiana ante matrimonios irregulares

daughter

Trataremos hoy de un problema cada vez más frecuente y en el que en muchas ocasiones no sabemos cómo debemos actuar. Me refiero al problema de permitir, recibir o tratar con parejas que viven juntas sin estar casadas sacramentalmente: ¿los puedo alojar en casa? ¿Puedo comer con ellos? ¿Puedo ir a su casa? ¿Pueden ellos venir a comer a la mía? ¿Puede un cristiano asistir a su matrimonio civil? ¿Qué hago si mi hijo mayor se trae a su novia a dormir a casa? Y otros temas similares como: ¿Puedo tener amistad con una pareja que es homosexual? ¿Puedo ser padrino/madrina de bautismo de un niño cuyos padres son homosexuales? ¿Puedo ser padrino/madrina de un niño que va a ser bautizado, cuyos padres no están casados por la Iglesia.

Los casos particulares son miles; y además, las circunstancias pueden variar tanto, que elaborar una casuística sería poco menos que imposible. Es por ello que tenemos que dar los principios generales que han de regular la conducta de un cristiano ante situaciones que podríamos llamar “irregulares”; y luego, valiéndonos de esos principios generales, intentar solucionar los casos particulares. Aquí analizaremos sólo algunos de ellos.

Continuar leyendo

Imprimir Email

La confesión frecuente

PREGUNTA: ¿Por qué los santos nos hablan continuamente de la necesidad de la confesión frecuente?

RESPUESTA: Para los santos era muy importante permanecer siempre en estado de gracia; es decir unidos a Cristo. Si nos hemos separado de Él como consecuencia del pecado, ha de ser nuestro deseo recuperar cuanto antes el estado de gracia, de amistad con Dios. De ahí la necesidad de confesarse cuantos antes. No tiene sentido alguno querer ser amigo de Cristo y estar separado de Él a causa del pecado.

PREGUNTA: ¿Con qué frecuencia hay que confesarse?

RESPUESTA: La Iglesia manda confesar los pecados mortales al menos una vez al año, en peligro de muerte o si se ha de comulgar. Pero conviene confesarse cuanto antes si uno se encuentra en pecado mortal. No tiene sentido alguno vivir en pecado y separado de Dios. Si uno muriera en pecado mortal se iría directamente al infierno.

PREGUNTA: ¿Puedo confesarme si no tengo pecados mortales?

RESPUESTA: Sí. Cada vez que nos confesamos, no solamente recuperamos la gracia santificante si la habíamos perdido, sino que también nos aumenta la gracia, los dones del Espíritu Santo y la paz del alma.

Continuar leyendo

Imprimir Email